sábado, 21 de diciembre de 2013

El Palacio de Topkapi.....el Top de Estambul (Parte I)

   Una de las cosas buenas que tiene Estambul ( ver esta pequeña introducción), es que, a pesar de ser una megaciudad, sus principales atractivos turísticos están muy cerquitas entre sí, fundamentalmente en el barrio de Sultanahmet. Y, entre todos ellos, hay una parada obligada para todo turista (curioso o no), se trata del palacio más famoso y visitado de todo el país y residencia de los sultantes otomanos durante casi 400 años...me refiero, como no al Palacio de Topkapi.


Ver Estambul en un mapa más grande

   Bien, ahora que ya saben dónde está situado el palacio, os recomiendo ver este pequeño video resumen de menos de 3 minutos para saber, mas o menos, que os espera dentro ( y así me ahorro escribir tanto jejjej)


  Básicamente el palacio está dividido en cuatro patios rodeados de edificios que emulan a los antiguos campamentos del ejercito otomano y todo ello rodeado por una muralla de más de 5 km (el doble que el Vaticano), por lo que estarán entretenidos fácilmente toda una mañana.

   Antes de entrar en el primer patio, que es donde se compran las entradas al palacio, el llamado patio de los Jenízaros (los guardianes del sultán.....que irónicamente fueron masacrados por un sultán), seguramente repararán en la que se considera la fuente, porque es una fuente, más bonita de Estambul, la fuente de Ahmet III.

...que siiii que es una fuente. El caso es que una vez entren en el patio hay que hacer dos colas, una para comprar las entradas y otra para entrar en Topkapi, por lo que si van en grupo os recomiendo que mientras unos hacen una cola, otros que hagan la otra.  Tened en cuenta que el tiempo del turista suele estar muy ajustado y que este palacio es uno de los más visitados del mundo , así que procurad estar allí antes de la hora de apertura, que es a las 9.00h, si quieren evitar unas colas de aupa.

   Respecto al precio de la entrada, serían 25 liras turcas ( unos 9 euros) para entrar en Topkapi y 15tl ( unos 5,35 euros)  más para ver el Harem cosa que recomiendo al 100%. Pueden ver los precios aquí.

   Una vez con sus entradas en la mano, si tienen tiempo....por ejemplo por que están en mitad de una cola, pues pueden aprovechar para darse una vuelta por este patio ( ojo.....no os vayáis todos de la cola jaja) que alberga algunos tesoros que suelen ser ignorados por los turistas deseosos de entrar en Topkapi (aunque realmente ya estén dentro). El más importante es la Iglesia Ortodoxa Bizantina de Santa Irene...

   Esta iglesia, que pasa desapercibida, es la más vieja de Constantinopla, su primera zona de culto y la única que no se transformó en mezquita. La mandó construir Constantino el Grande en el siglo IV y sirvió como catedral hasta la construcción de Santa Sofía.

   Más tarde, cuando el sultán Mehmet II conquistó la ciudad, permitió conservarla intacta gracias a que quedó maravillado por su belleza, además, los Jenízaros la usaron como arsenal y almacén de botín de guerra...y como nunca perdieron una batalla, consideraron que la iglesia les traía buena suerte y no la transformaron en mezquita.

   El otro "tesoro" del patio es la fuente del verdugo, llamada así por ser donde el verdugo limpiaba su espada después de realizar su .....trabajo.

   Aunque curiosamente, el verdugo también era el Jardinero Jefe...supongo que pensarían que puestos a podar......en fin aquí pueden ver una lego-reconstrucción de los hechos (por cierto, si no han visto el final de la 1 Temporada de Juego de Tronos, mejor no lo vean...spoiler y gordo)


   Hablando de Juego de Tronos......¿sabían que una parte del ejercito turco se siente identificado con los Dothrakis?,  el problema es que en el libro, estos aparecen como unos bárbaros con unas costumbres salvaje y esto ha generado un pequeño problemilla......lo que hay que leer.

   Nosotros a lo nuestro, una vez que crucen la Puerta del Saludo, que es la de las dos torres octogonales, llegarán al segundo patio. Por cierto, si van a caballo bájense inmediatamente, el único autorizado a cruzar esa puerta montado es el sultán...no den más trabajo al "Jardinero".

  Pues bien, nada más cruzar verán delante de ustedes varios caminos, cada uno de ellos debía ser recorrido sólo por las personas que correspondan en función de su jerarquía, así el camino recto era exclusivo del sultán...y ya se imagina que pasaba si a alguno se le ocurría pisarlo....efectivamente, al "Jardinero". Aunque precisamente en ese camino pueden encontrar restos originales del pavimento de la antigua acrópolis bizantina que se encontraba en este privilegiado lugar.

   Uno de los caminos de la izquierda va al impresionante Salón del Consejo o Diván, en dicho camino había tres columnas de unos setenta centímetros llamadas piedras de salutación. En dichas columnas se debían parar los miembros del consejo del sultán, en la primera hacían el saludo los miembros civiles ( ministro de asuntos exteriores y hacienda), en la segunda saludaban los miembros militares y en la tercera el Gran Visir.

  En la foto pueden ver los restos de una de las columnas y al final podemos ver el Diván, llamado así porque en las reuniones del consejo solían tumbase en bancos acolchados....o sea, divanes. Aunque en la foto no se ve, detrás del pino hay una torre, es la llamada Torre de la Justicia, que era, como no, exclusiva del sultán. Desde esta torre, que se accede desde el harén, el sultán podía controlar a su consejo, en la planta baja desde una ventana (por si no quería asistir a la reunión), y al pueblo, desde lo alto de la torre. Esta es la ventana indiscreta en cuestión vista desde el Diván...
 
  Imaginaos, cuando el sultán pasaba de ir a una aburrida reunión se hacía cargo de la misma el Gran Visir, pero claro, este nunca sabía si detrás de la ventana estaba el jefe escuchando....y más de una vez el trabajo del Gran Visir acababa con el verdugo limpiando el arma en la fuente, eso es presión....
 
HARÉN
 
   El camino de la izquierda lleva al Harén (recordad que es de pago, pero merece la pena), que era una mini-ciudad dentro del Palacio, autosuficiente y ¿adivinan? exclusiva del sultán.
 
   Sencillamente impresionante la arquitectura, los azulejos, los techos, la belleza...¿por qué creen ustedes que decimos "vivir como un sultán" y no "vivir como un señor de la Edad Media en su oscuro y frío castillo con fantasmas"?. Harén significa cosa prohibida o sagrada y es que aquí sólo entraban, aparte del Jefe, sus hijos (pero sólo hasta cierta edad), las sirvientas y los eunucos, sobre todo eunucos negros que eran considerados más feúchos.....curiosidades de la vida.
 
   La cosa es, que cuando un occidental piensa en el harén, suele pensar en algo parecido a esto..


   Es decir, hermosas mujeres bailando con poca ropa la danza del vientre y con un sólo objetivo, complacer al sultán, sin embargo la realidad era bien distinta, la mayoría de las mujeres nunca llegaban ni tan siquiera a ver al sultán, primero debían agradar a la todopoderosa Valide Sultán.....es decir, su madre. Si lograban destacar en algún arte, podrían llegar a ser concubinas y, si conseguían darle un hijo al sultán podrían llegar a ser una de las esposas ("sólo había cuatro"). Si tenemos en cuenta que el sultán elegía a una favorita y habían mas de 300 odaliscas.....la probabilidad de cada una era aproximadamente de un 0,33% (he curioseado un poco y resulta que es más probable tener un hijo superdotado que llegar ser favorita del sultán).

   Desde luego, la competencia era brutal llegando incluso hasta el punto de envenenar a posibles "adversarias". Aunque claro, mucho peores eran algunos sultanes....cuenta la leyenda que Ibrahim el Loco cuando se cansó de su harén ordenó atar y meter en sacos con piedras a sus 280 mujeres y luego tirarlas al Bósforo, otras veces ordenaba dispara los cañones contra las embarcaciones de los pobres pescadores, también ordenó buscar a la mujer más gorda que existiera para su deleites sexuales..... ¿loco yo?

   Pero volviendo al Harén, si alguna vez pasean por este lugar, recuerden que existió una mujer que caminó por estos pasillos y consiguió hacerse un hueco en la historia, una mujer que empezó siendo una pobre esclava de la actual Ucrania vendida al poderoso Imperio Otomano ( por cierto, todas las mujeres de Harén eran extranjeras ya que ningún seguidor del Islam puede ser esclavo) y que terminó controlando en las sombras a ese mismo Imperio.....su nombre, Roxelana .

   ¿Cómo lo hizo?...pues logrando que el gran Solimán el Magnífico se enamorada perdidamente de ella ....Para empezar, poco a poco consiguió que Solimán la reclamara todas las noches en exclusividad, esto era algo insólito en un sultán, de hecho los súbditos pensaban que lo había hechizado (yo también lo pienso....este sí que estaba loco y no el pobre de Ibrahim). El caso es que al final se casaron...otra cosa completamente nueva hasta la fecha en un sultanato (...lógico, ¿para que quieres un harén, tío?) y tuvieron varios hijos, el primogénito se llamaba Selim.

   El problema que tenía Roxelana era que su hijo no era el heredero al sultanato porque Solimán tenía un hijo anterior de otra mujer......¿ solución?...pues se encargó de que ambos "desaparecieran"....ya me entienden. Por otro lado, también se aseguró de que el Gran Visir de Solimán, que era opositor suyo, dejara de molestarla también para siempre.....en fin, realmente fue una verdadera Reina....de corazones...


   Y así, finalmente logró sus objetivos, de hecho, el Harén está situado donde está hoy en día, dentro de Topkapi,  porque ella quería controlar a los miembros del gobierno. Además, también logró que Selim, su hijo, se convirtiera en sultán...otra cosa bien distinta, fue que Selim El Borracho se pasara por el forro sus obligaciones de sultán y se las cediera a sus ministros a cambio de dejarle en paz para sus orgías y fiestuquis......( así sí, esto ya es otra cosa).

   Pero bueno, dejando a un lado a los personajes de palacio, que ya ven que dan para una telenovela de las buenas (...y eso que sólo he rascado un poco la superficie), como he dicho, todo el harén es puro lujo y belleza...por ejemplo..

...en esta habitación, pueden ver, aparte de dos turistas muy guapetones, los famosos azulejos de Iznik (la antigua Nicea) que recubren casi todas las paredes del harén proporcionando calor en invierno y frescor en verano. ¿Sabían que estos azulejos llevaban como componente principal, un 80%  de una piedra semipreciosa....el cuarzo?.....esto convierte el azulejo en brillante, resistentes y transparentes...pero también extremadamente difíciles de trabajar, por lo que cada losa es una verdadera joya. Hoy día la Fundación Iznik ha retomado la fabricación de estos azulejos con las técnicas tradicionales, así por ejemplo, la casa de Calvin Klein está decorada con estos azulejos.

   Sigamos...si se fijan en la ventana verán que es de madera y nácar, el suelo de mármol, la fuente (fundamental para la ablución antes del rezo) decorada con oro....aunque lo que flipa es pensar que ellos tenían ya sistemas de agua corriente y en Europa estaban con las cisternas de aguas estancadas. Además las habitaciones cuentan con mucha luz proveniente de magnificas ventanas y vidrieras y con bellas chimeneas interiores.

   Sin embargo, además de lujo, hay algunas partes que también son, cuanto menos, curiosas en el harén. Por ejemplo tenemos la piscina donde el sultán se entretenía mirando desde arriba a enanos dando paseos en bote.....una piscina de enanos??? wtf¡¡¡¡

O por ejemplo también tenemos la escalera sin sentido que sube hasta una ventana en la que, como diría Gandalf ¡¡¡no puedes pasar¡¡¡¡ ...

   Bueno en realidad estos escalones de piedra no eran para subir hasta la ventana...eran para que el sultán pudiera subir y bajar de su caballo sin esfuerzo cuando entraba o salía del harén...podría ser peor.

  Otra curiosidad es la llamada Vía del Oro...

   Tócate las narices, o sea que estas todo el tiempo viendo lujo y ostentación por todas partes Topkapi en general y en el harén en particular y cuando llegas a un pasillo llamado "Vía del Oro" te encuentras con esto que veis...más soso que la comida de hospital....la explicación es que en este lugar el sultán, cuando se sentía complacido y generoso subía por esas escaleras y lanzaba monedas y piezas de oro a sus sirvientes.

   Esto te hace pensar, ¿ mira que si en el fondo no eran tan malos tipos?....vale que te podían ajusticiar por mirarles a los ojos, que un pronto lo tiene cualquiera...pero detallitos como la "vía del oro" están muy bien...¿no?

  Les dejo pensando en eso, hasta la próxima.
YAKINDA.



  

Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

3 comentarios:

  1. Super interesante y que hermoso todo y bueno si ya los turcos le hicieron una novela a esta extraña y emocionante historia. Muhtesem Yüzyil. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Muy buna descripción gracias me gusto mucho

    ResponderEliminar
  3. Gracias a vosotros por leerlo. Un saludo.

    ResponderEliminar