miércoles, 29 de noviembre de 2017

[Nuevo Post]: Secretos de Jerez y Arcos de la Frontera

   Recientemente he sido invitado a participar en un proyecto muy interesante y porqué no decirlo, algo loco, llamado "A una hora de". Esta iniciativa pretende la difusión turística del patrimonio cultural y gastronómico pero centrado en los pueblos de Andalucía alejándose "una hora" de las capitales provinciales.


   Para mi gran suerte en esta ocasión la ruta elegida se centraba en varios pueblos de la maravillosa y desconocida para mucho provincia que es la de Cádiz. Porque visitar Cádiz no acaba en su capital ni mucho menos, no consiste sólo en el mejor carnaval de la Península, no es únicamente disfrutar de sus playas paradisíacas ni tampoco es sólo la simpatía, el arte y la guasa de sus gentes... Cádiz es todo eso que la convierte en la envidia de muchas provincias y mucho más porque posee un patrimonio rural y gastronómico que en pocas palabras "quita el sentío".

   En este post les quiero hablar, como siempre centrándome más en las anécdotas y curiosidades, de algunos de los pueblos que he podido visitar en la ruta de "#aunahoraCádiz" y que han sido Jerez de la Frontera, Arcos de la Frontera, Bornos, El Bosque, Ubrique y Medina Sidonia. No obstante, para no saturar demasiado la entrada me voy a centrar esta vez en los dos primeros, empezando por el que tiene más población, es decir, por...

Jerez de la Frontera

 Realmente Jerez de la Frontera no es un pueblo, es una ciudad y bastante grande, de hecho mucha gente se sorprende al saber que Jerez de la Frontera tiene mas población que Cádiz, casi cien mil habitantes más. Además es la ciudad de la provincia donde nacen más niños...¡y no me extraña! porque Jerez lo tiene todo, están las motos con su Gran Premio anual, el flamenco (la gran Lola Flora o José Mercé nacieron aquí), su tradición ecuestre desde tiempos inmemoriales (con raza de caballo autóctona incluida) y por supuesto el famoso Sherry, el vino de jerez.

   Precisamente del vino jerezano les quiero hablar ahora ya que una visita obligada en Jerez de la Frontera son sus bodegas, y una de las bodegas más famosas e histórica de la ciudad es sin duda Gonzalez Byass, por tanto, sin más preámbulos les dejo con...

Curiosidades y secretos de las bodegas Tío Pepe.

   Situadas en una lugar privilegiado junto a la Catedral de Jerez y el Alcázar podemos encontrar esta estatua que, al contrario de lo que uno podría pensar a primera vista, no se trata del mítico Tío Pepe, sino de don Manuel Mª González Ángel, el fundador de las bodegas González Byass. 

   Don Manuel Mª González era un joven empresario que, siendo oficinista en Sanlúcar se dio cuenta del dinero que movía el mundo del vino así que decidió tirarse a la piscina a pesar de no entender prácticamente nada del mismo, se fue a Jerez de la Frontera, compró una pequeña bodega y así fue como fundó en 1835 una de las bodegas con más historia de nuestro país.

      Una de las curiosidades de la Bodegas Tío Pepe que gustará sobre todo a los más pequeños es que son tan grandes y con tanto desnivel, que la visita se hace en tren turístico, o bien, si se trata de un grupo reducido también se puede hacer en carritos de golf.

   Una vez montados en el trenecito, la primera parada es la conocida como Real Bodega de la Concha, un ejemplo de bodega moderna del siglo XIX y que según dice fue diseñada por el mismísimo Gustave Eiffel, ya saben, el de la Torre parisina que lleva su nombre, pero lo cierto es que viendo la bodega me lo creo perfectamente.


   Deciros además que los más de 100 barriles que podemos ver en esta peculiar bodega están adornados con las banderas de todos los países a los que González Byass exporta sus caldos.

   La Real Bodega de la Concha se construyó en honor a la visita de la Reina Isabel II en el año 1862 y precisamente de la misma época data este bello templete situado justo al lado.

      Nuestro recorrido por las curiosidades de la Bodega nos lleva ahora por un precioso jardín con plantas exóticas y varios ejemplares centenarios, según nuestro guía, entre las nuevas plantas que se están añadiendo al jardín hay varios "palos borrachos" jajaja. En fin, si alzamos la vista nos encontraremos con una sorpresa, la veleta más grande del mundo en funcionamiento según el libro Record Guiness. Mas de 3.000 kilos de hierro que ayuda a los Jerezanos a saber cuando sopla levante para no ir a la playa a pasar un mal rato por ejemplo.

   Continuamos nuestra visita y llegamos a el llamado Patio de Lepanto, un patio completamente cubierto por unas viejas parras que le proporcionan sombra y sobre todo frescor en los calurosos veranos andaluces. Otra curiosidad del patio es que conserva en su interior un antiguo aljibe que contribuye a refrescar aun más el ambiente.


   Justo enfrente del patio nos encontramos con otra sorpresa ya que aquí reposan seis botas que contienen la joya de la corona de la bodega González Byass. Se trata de seis barriles centenarios de roble americano que contuvieron olorosos durante más de 30 años y que hoy en día contienen el brandy más exclusivo de la firma, el Lepanto Aurum.

   Con una producción de apenas 200 botellas tienen un precio irrisorio de 300€ cada una, así que si les apetece disfrutar de un Brandy Premium único en el mundo pueden comprar las suya aquí y si me quieren invitar a la cata no se preocupen que yo llevo las pizzas jajaja.

   Sin salir todavía de esta zona también pueden ver aquí los antiguos alambiques de Lepanto en los que vieron la luz las primeras "Holandas" de Gonzalez Byass. Se trata de dos viejos alambiques de cuello de cisne y otro de lenteja que con su constante trabajo llevaron a la empresa al reconocimiento que tiene hoy en día.

   Otra de las curiosidades de la bodega son las firmas de personajes ilustres que pueden ver en las botas. Son cientos los famosos que desde 1867 han dejado su marca para siempre en estos barriles, pero entre todas esas firmas, destaca como no podría ser de otro modo la de los miembros de la Casa Real en la conocida como Bodega de "Los Reyes"...

   ...y no sólo hay firmas, algunos famosos también suelen dejar alguna dedicatoria. Por poner sólo algunos ejemplos tenemos la que dejó Lola Flores en 1972 "Siempre Jerez y viva la vida", la de Margaret Thatchet que no se complicó demasiado poniendo "El mejor Sherry del mundo" o una que me hizo bastante gracias fue la del presidente de la Federación Española de Ciclismo, el señor Luis Puig que dejó este mensaje "Tío Pepe no da positivo" jaja.

   Por cierto, hablando de Tío Pepe es probable que se estén preguntando quién fue este señor cuyo nombre es hoy reconocido a nivel mundial y qué tiene que ver con las bodegas que fundó el señor Manuel González. Pues bien Tío Pepe era en realidad el señor Jose María Ángel y Vargas

   y realmente se trataba del tío materno del señor Manuel González, de ahí lo de Tío Pepe. Además ¿recuerdan que les dije que el señor Manuel González se tiró a la piscina con el negocio de los vinos ya que no entendía mucho de este sector?, pues bien su tío fue su salvador ya que aconsejó a su sobrino que, al contrario de lo que se llevaba en la época, comenzara a exportar a Inglaterra fino en vez de oloroso y además él se encargó en persona de realizar la selección.

   Hoy todos sabemos qué tal resultado dieron sus consejos al negocio de su sobrino, y este en agradecimiento le construyó una bodega privada con acceso exclusivo desde la calle para él y para sus amigos...la verdad es que no es para menos...

   No quiero terminar la visita a la Bodega sin mencionar un par de curiosidades más. Por un lado os diré que puede que Mickey Mouse sea el ratón más famoso del mundo pero os aseguro que los ratones más felices de planeta están en estas bodegas jerezanas, y sino fíjense en como les tratan...
 

   Y es que estos ratones son muy afortunados, al contrario de lo que suele ocurrir cuando se cruzan con los  humanos, estos ratones no sólo no son erradicados sino que son muy bien recibido en las bodegas ya que se tratan de "ratones bodegueros" que se alimentan de insectos dañinos para la madera de las botas. Fue un trabajador de estas bodegas, el señor Pepe Gálvez quien comenzó la tradición de darlos de beber vino dulce subidos a una escalera, y su legado continúa hoy en día.

   La última curiosidad de la bodega jerezana son las calles emparradas. Una calle emparrada es una calle cuyo techo esta completamente cubierto por parras de uvas. En el caso de González Byass destacaría por un lado este callejón...

   ...que lo que le convierte en especial es que está completamente emparrada por una sola parra que es con total seguridad una de las más vieja de la bodega.

   Y la otra calle emparrada que quiero destacar es la conocida como Calle de los Ciegos (sí, el nombre le va al pelo si tenemos en cuenta los bien "cocidos" que acaba la gente en esta calle después de probar los vinos de la bodega). La fama de esta calle blanca y de su túnel verde supera nuestras fronteras y suele aparece y con razón en numerosos ranking entre las calles más bonitas del mundo.

   Resulta difícil pensar en un broche mejor para finalizar una visita a estas bodegas así que voy a continuar contándoles alguna curiosidad más de Jerez de la Frontera.

Curiosidades de las Muralla de Jerez.

   La Muralla de Jerez de la Frontera remonta su origen a el año 1133 cuando, bajo influencia del imperio almorávide la ciudad decide fortificarse. Con el paso del tiempo la muralla se fue reforzando y ampliando pero lo curioso es que hoy en día se conserva buena parte de los 4 kilómetros que la llegó a conformar y sin embargo en su mayoría no la podemos ver...

   El motivo fue que en el siglo XVIII se permitió a los habitantes construir aprovechando la pared de la muralla. A cambió de la construcción el dueño de la vivienda o local debía de pagar un alquiler al Ayuntamiento y además debía conservar en buen estado la muralla. Este curioso acuerdo hace que podamos encontrarnos locales, como esta heladería, que nos permite ver trozos de la antigua muralla andalusí.

   Curiosidades del Convento de Santo Domingo en Jerez.

   Hablando de la muralla me quiero trasladar ahora a un bello edificio que estaba situado fuera de la protección de las misma, el convento de Santo Domingo. Este edificio de origen islámico fue donado por Alfonso X el Sabio a los dominicos cuando conquistó la ciudad en 1264 para que fundarán allí un convento. Sin duda no fue un regalo barato para los monjes que durante más de 100 años, precisamente por estar fuera de la protección de la muralla, tuvieron que hacer frente a los ataques del Reino nazarí como pudieron...

   En su larga historia ha sido convento, mercadillo, bodega, fue propiedad del grupo Rumasa y como ya se habrán imaginado finalmente fue expropiado y ahora pertenece al Ayuntamiento que lo usa para exposiciones y celebraciones diversas.

   Del edificio original islámico no queda prácticamente nada pero si se fijan en uno de los laterales del claustro podemos encontrar un primitivo arco de herradura que se trata en realidad de una portada almohade original.

   En el mismo lateral podrán encontrar otra curiosidad, dos pequeñas mini puertas que parecen hechas para hobbits..



   En realidad esas puertas son antiguos confesonarios del monasterio ya que al otro lado de la pared se encuentra la Iglesia de Santo Domingo donde se encontraba la persona que venía a la confesión y gracias a las mismas se evitaba cualquier tipo de contacto físico entre el confesor y confesante.

   El monasterio llegó a albergar más de 300 frailes conviviendo en su interior y me gustaría contarles un último secreto, aquí abajo pueden ver la sala donde comían, el refectorio...

   De gruesos muros y poca luz al fondo a la derecha pueden ver un hueco en la pared. Allí había un púlpito desde el que se leía a los monjes las escrituras sagradas mientras estos comían en completo silencio, ¿se imaginan la escena?

   Bueno, me gustaría contarles muchas más anécdotas de Jerez de la Frontera pero ya es hora de saltar a otro de los pueblos que conformaba la ruta de "#aunahoraCádiz"....

Arcos de la Frontera

   Qué queréis que os diga...¡¡me encanta Arcos de la Frontera!!. Me gusta tanto que precisamente mi anterior entrada estaba completamente dedicada a las curiosidades y leyendas de este precioso pueblo de entrada a la Ruta de los Pueblos Blancos (pincha aquí para ver el post anterior sobre de Arcos de la Frontera) y sin embargo gracias a los amigos del programa "A una hora de" he podido descubrir nuevos secretos de Arcos de la Fronteras que sin más dilación compartiré con vosotros...

 El Patrón de Arcos de la Frontera. 

   Para ver la primera curiosidad deben ir a la Plaza del Cabildo, es el punto más elevado de la ciudad y si suben a pié la verdad es que cuesta un pelín, pero el esfuerzo bien merece la pena por las vistas que se obtienen desde su balcón mirador y además en esa plaza se encuentra la Iglesia de Santa María, el Parador de Turismo (desde cuya terraza se puede apreciar las vistas de la foto de arriba), el Castillo y el Ayuntamiento, por lo que al final es una subida obligada.

   Pues bien, si se fijan en la portada de piedra del Ayuntamiento podrán ver en su parte superior a un pequeño hombrecillo alado...

   Vaya tela con la sombra...jajaja. En fin, este hombrecillo hecho en piedra en el siglo XVII, como el resto de la portada, es en realidad el arcángel San Miguel, el patrón de Arcos de la Frontera.

   Ahora bien, ¿por qué Arcos tiene como patrón a San Miguel? pues porque Alfonso X el Sabio conquistó la ciudad el 29 de septiembre de 1255 que es la fecha de la festividad de San Miguel según el santoral. A veces lo mejor es no complicar las cosas ¿verdad?

 Las Momias de Arcos.

   Ya que estoy con tema religioso, en mi anterior post sobre Arcos de la Frontera les hablaba de la fuerte rivalidad que existió entre la Basílica de Santa María (en la Plaza del Cabildo) y la Iglesia de San Pedro por ver cual de las dos lograba convertirse en la parroquia principal del pueblo. Aquella disputa fue tal que todavía hoy en día podemos ver las consecuencias de la misma por las calles del pueblo (pueden leerlo aquí), pero también existe un tétrico recuerdo en el interior de ambos templos.

   Así, si entran en la Basílica de Santa María (por cierto que es de pago) podrán ver una urna con una momia en su interior...

   ...según cuentan, se trata de San Félix, un mártir romano del siglo III que fue traído desde Roma en el 1764 con el ánimo de ganar las disputa a la Iglesia de San Pedro ya que contar con reliquias siempre es un plus...

   ¿Adivinan qué hicieron entonces los fieles de la Iglesia de San Pedro?...pues pensaron algo parecido a esto: "Con que vosotros uno ¿no?, pues nosotros dos..." y ni cortos ni perezosos se trajeron desde Roma no uno, sino dos cuerpos momificados que hoy se pueden ver en la Iglesia...


   San Fructuoso y San Víctor...la verdad es que más tétrico no puede ser y para colmo no les sirvió para ganar la disputa a Santa María pero no me negarán que como curioso es un rato largo

 Un confesonario muy especial.

  Dentro de la Basílica de Santa María podrán encontrar un cofesionario muy especial...


   ...y lo es porque si se fijan bien no existe separación entre el confesor y el confesante. Ambos estarían cara a cara y eso es precisamente lo que se buscaba ya que se trata de un confesonario para personas sordas. 

   Por lo visto, este fue donado por una familia rica del pueblo quienes tuvieron un hijo sordo y tenían miedo que no fuese al cielo. Esto está muy bien pensado pero me pregunto si el cura en cuestión aprendería el lenguaje de signos para atenderlo como corresponde...nunca lo sabremos.

 El Jardín secreto.

   Situado en la parte trasera de la Casa Palacio del Mayorazgo (del siglo XVII), no encontramos con un rincón que fue reformado a principios de este siglo para recrear un pequeño jardín andalusí.

   Es posible que en un primer momento uno pueda sentirse algo decepcionado por este jardín de reducida dimensiones donde no abundan las especies vegetales y que no tiene una ornamentación fastuosa. Sin embargo os aseguro que mientas más tiempo pasas en el mismo más cómodos os vais a sentir y es que este jardín es un remanso de paz y tranquilidad.


   No suele haber casi nadie y el rumor del agua mezclado con la vegetación mediterránea suele producir un efecto somnífero...

   En este jardín destaca el agua sobre todo, pero también podemos encontrar un símbolo omnipresente en casi todos los elementos del jardín, en las ventanas, en los bancos e incluso en las fuentes...¿saben a qué elemento me refiero?...



...pues me estoy refiriendo a la estrella de ocho puntas. Si quieren saber más acerca de este símbolo y sobre su importancia sobre todo en el sur, les invito a que lean este artículo que escribí el año pasado.

   Después de un merecido descanso sigamos descubriendo secretos de Arcos de la Frontera, y si van a la calle Maldonado podrán encontrar otro...

El Belén permanente.

   Efectivamente, el Belen de la calle Maldonado se puede visitar durante todo el año lo cual no deja de ser raro eso de ver el Nacimiento en verano, no obstante bien que merece la pena pasarse en cualquier época.

   Como curiosidades os diré que tardaron más de 6 años en completarlo, que está construido simulando el interior de una cueva y que han usado trucos de espejo para aparentas más tamaño en algunas zonas.

   Por ejemplo, en la foto de arriba la ciudad que se vislumbra al fondo no está ahí de verdad sino que es un espejo reflejando lo que hay en el hueco de la derecha.

   Pero además este Belén Artístico dispone de un ciclo de luz de 6 minutos que simula desde el amanecer hasta el anochecer, e incluso tiene efecto niebla, por lo que es sin dudad un gran trabajo de la Asociación de Belenes "La Adoración".

   Si visitan este Belén les propongo un reto, traten de encontrar al jilguero...ya os digo que vais a pasar un buen rato entretenidos.

   Si no lo encuentran no se preocupen, el amable personal estará encantado de decirles dónde está.

   Finalmente no me quiero despedir de Arcos de la Frontera (y del post) sin mencionarle una última curiosidad del pueblo...

 Las Orejeras de Arcos de la Frontera.

  Una de las cosas que más llaman la atención si pasean por las calles del pueblo son una especie de huecos que tienen algunas ventanas de las casas a cierta altura.
  


   Reconozco que cuando los vi por primera vez pensaba que servían para que los coches pudiesen transitar por esas calles estrechas sin tener que recoger los espejos retrovisores, sin embargo esa teoría no encajaba con las rejas de la ventana que sobresalen...entonces ¿para qué servían esos huecos?

   Pues resulta que sirven para algo tan humano y transcendental como es curiosear lo que pasa en la calle sin tener que sacar la cabeza por la ventana. Por desgracias para los dueños de la casa también permitía a los jóvenes del pueblo "pelar la pava" sin levantar sospechas....

   Y con esto me despido hasta el siguiente post donde les contaré más historias acerca de otros pueblos situados "#aunahoraCádiz"

  Saludos.

lunes, 6 de noviembre de 2017

Arcos de la Frontera: Leyendas y Curiosidades

   Que Arcos de la Frontera es uno de los pueblos más bonitos de Cádiz es algo que no admite discusión, que esté también entre los más bonitos de Andalucía y de toda España dependerá de los gustos de cada cual, pero para mí sí que entra de lleno en mi Top personal de pueblos imprescindibles.


   Y lo hace por varios motivos, en primer lugar por su ubicación en lo alto de un talud de un  kilómetro y medio de longitud y más de 100 metros de altura con unas vistas tan espectaculares que está declarado Monumento Natural y que además cuenta con multitud de miradores tantos interiores como exteriores donde se pueden obtener unas fotos simplemente increíbles...

...por sus Casco histórico tan bien representado que incluso está declarado Monumento Histórico-Artístico desde el año 1962, por su gastronomía y por sus bares y restaurantes algunos tan curiosos como el Alcaraván en donde se puede comer dentro de una cueva muy agradable, sobre todo en verano cuando aprieta la calor fuera, y que según los dueños se trata de las antiguas mazmorras del Castillo del siglo XI...

...y por supuesto por sus Leyendas y Curiosidades que son muchas y variadas y que os voy a relatar sino todas las que son, al menos algunas de las más relevantes.

   Para empezar os diré que el monumento que tiene más leyenda es, como no podría ser de otra forma el Castillo de Arcos de la Frontera. Situado en lo alto de la Peña de Arcos, se han encontrado en su interior restos tartesos, romanos y por supuesto árabes ya que debido a su situación estratégica la posesión de una fortaleza en este lugar ofrecía una clara ventaja en caso de conflictos.

   Y conflictos es lo que hubo durante muchos años entre árabes y cristianos que conquistaron y reconquistaron esta plaza varias veces hasta que acabó finalmente en manos cristianas en tiempos de Alfonso X el Sabio (por cierto, de ahí el apellido "de la Frontera").

   La leyenda de la Reina Mora y la toma de Arkos...

   Precisamente hay una de las leyendas de Arcos de la Frontera que narra cómo las tropas del rey cristiano lograron conquistar la cuidad. Resulta que estando las tropas cristiana sitiando el "Arkos" musulmán, se encontraron con el problema de cómo conquistar un castillo tan bien protegido, entonces, una noche de luna llena, un soldado vió como Zoraida (para otros Benaffasí), la reina mora, se estaba bañando en la ribera del río. Sorprendido por su descubrimiento decidió espiarla y se dió cuenta de que la reina usaba unos pasadizos secretos que llegaban desde lo alto del castillo a través de la peña hasta la orilla del río...pasadizos que los cristianos usarían para tomar la ciudad al pillar a la guardia árabe por sorpresa. Existe otra versión que dice que los soldados lograron encontrar los pasadizos secretos del interior de la peña porque oyeron el llanto del bebé de la reina mora cuando ella estaba usándolos.

   La Leyenda de las torres y los enamorados...

   Otra de las leyenda del castillo tiene que ver con dos torres, dos palomas y dos enamorados. Por lo visto el Duque del castillo tenía una hija que se había enamorado de un joven de una familia humilde. Para impedir que aquello fuese a más, el Duque ordenó encerrar al joven en una de las torres del castillo, mientras que a su propia hija también ordenó que la encerrasén en otra de las torres. No conforme con ello, el Duque mandó asesinar al joven, pero ese mismo día los testigos afirmaron que vieron salir de cada una de las torre dos palomas que se fueron volaron juntas y cuando los guardias fueron a liberar a la hija y a retirar el cuerpo del joven no encontraron a ninguno de los dos en sus habitaciones.

     La leyenda del Dragón de Arcos de la Frontera

   Una de las leyendas más famosas del pueblo es la que cuenta que en interior de la Peña duerme desde tiempos de los moros un poderoso Dragón al más puro estilo Drogón de Daenerys. De hecho, cuentan los viejos del lugar que los árabes fueron los que trajeron a la bestia, que tenían encerrada en un túnel secreto para que, en caso de ataque cristiano les ayudara a defender la plaza.

   Por este motivo la bandera mora de Arkos era un dragón dorado sobre fondo verde..o eso dicen...el caso es que muchos son los que aseguran hoy en día que de vez en cuando el Dragón al desperezarse hace temblar todo el acantilado. Por cierto, se dice que la bestia despertará sólo cuando el pueblo esté en peligro, convirtiéndose así en su protector.

   Por mi parte, lo único parecido a un dragón que encontré en el pueblo es esta gárgola sita en la Basílica de Santa María de la Asunción y que observa detenidamente otro de los grandes misterios de Arcos de la Frontera...

   El Círculo Mágico de Arcos de la Frontera

   El llamado círculo mágico de Arcos no es en sí mismo una leyenda pero es tan curioso y misterioso que merece la pena hablar un poco del mismo.

   Resulta que justo delante de la puerta del Evangelio de la Basílica de Santa María, si se fijan en el suelo verán un extraño círculo de colores blanco, rojos y azules. Puede parecer un simple mosaico para engalanar el acceso a la Basílica y sin embargo se trata de una obra de época Sufí y que en su tiempo estaba dentro de la mezquita de la ciudad.

   Se trata de una mezcla de círculos y cuadrados cargado de gran simbología para ese pueblo. Por ejemplo, las doce loseta blanca de la parte exterior del círculo podrían representa el Cielo, de hecho, si se fijan verán unos puntitos en dichas losetas que representan las constelaciones y que en su día estaban rellenos de plomo. Por su parte las losetas rojas representa la Tierra y el circulo central podría representar a Dios, es decir la perfección.

   Sea como fuese, lo cierto es que este círculo protector fue sagrado no sólo para los musulmanes, sino que hasta hace bien poco los vecinos de Arcos solían traer aquí a sus niños recién bautizados para que un exorcista les protegiera de los malos espíritu...algo tendrán estas piedras.

   La calle más bonita pero también maldita de Arcos: El callejón de las Monjas

   El conocido Callejón de las Monjas se trata de una estrecha y preciosa calle donde podemos ver varios palacios nobiliarios así como la fachada del antiguo convento de la Encarnación fechada en 1529 de estilo gótico y realizada por Alonso de Baena (quien por cierto tiene una calle en el pueblo de la que os hablaré un poco más adelante).

   Sin embargo, este lugar mágico está plagado también de misterios ya que muchos arcenses aseguran que en este lugar suceden cosas paranormales como ruido de carruajes que no existen, gritos desgarradores, objetos que se mueven solos, llave de puertas que saltan de las cerraduras...

    Si aun así quieren verlo (merece la pena el riesgo jeje) deciros que este callejón se sitúa justo detrás de la Basílica de Santa María.

   La rivalidad entre la Basílica de Santa María y La Iglesia de San Pedro

    Y ya que les estoy hablando de la Basílica menor de Santa María deben saber que esta tiene el título de parroquia Mayor, más Antigua, Insigne y Principal de Arcos de la Frontera concedido por el Sacro Tribunal de la Rota Romana en el año 1764.

   Este dato no deben tomárselo a la ligera ya que en su día supuso una verdadera disputa entre los feligreses de la parroquia de Santa María y los de la vecina parroquia de San Pedro quienes se enfrentaron duramente por ver cual de las dos era la más antigua e importante de la ciudad. La cosa se les fue un poco de las manos y finalmente tuvo que ser en Roma donde se decidió que la principal sería la Basílica de Santa María.

   A pesar del tiempo transcurrido desde el final de la disputa, si pasean por el centro histórico de Arcos fijaos bien en el nombre de las calles...


      ...ya que en algunas calles observarán una especie de "M" que representa el territorio de la Basílica de Santa María, mientras que en el nombre de otras calles podrán ver unas "Llaves" que representan las llaves de San Pedro...

   La calle castigada: Alonso de Baena

    Volviendo a las leyendas, existe una calle en Arcos que sufrió un curioso castigo. Por lo visto al ser una calle estrecha y oscura favorecía los duelos a navaja entre enemigos y claro la cosa solía acabar muy mal al menos para uno. Por ello la ciudad decidió tapiar durante muchos años esta sangrienta calle llamada ahora Alonso de Baena.

   Por cierto, como curiosidad habría que señalar los guardaesquina o guardacantones que tiene esta calle por ambos extremos y que son tan típicos de algunos pueblos para proteger las esquinas de las ruedas de los carros y carruajes. En Arcos estos guardacantones son en su mayoría columnas antiguas que nos trasladan en nuestra imaginación a templos perdidos en el tiempo.

   La calle que nació de un terremoto: La calle Nueva

   La calle Alonso de Baena desemboca en otra que tiene también una curiosa historia, se trata de la conocida Calle Nueva, una calle que, a pesar de su nombre tiene algo más de 260 años.

   Si nos fijamos en la foto, vemos que la calle tiene casas blancas a un lado y en el otro un desgastado muro amarillo que pertenece al castillo. Pues bien, hasta el año 1755 aquí no existía ninguna calle sino que lo que estaba era el foso del castillo y fue el famoso terremoto de Lisboa el que derribó la muralla norte del mismo llenando el foso de escombros y creando así la calle Nueva, que dicho sea de paso es donde se encuentra el restaurante Alcaraván que os mencionaba al principio de la entrada.

   La Leyenda de la Bofetá del Nazareno

   Según cuenta Manuel Pérez Regordán en su libro "Historias y Leyendas de Arcos", hace tiempo un grupo de individuos asaltaron el templo de San Agustín con la intención de destrozar la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

  Como había sido recientemente la Semana Santa la imagen todavía estaba en su paso así que mientra uno de los delincuentes se subió al paso para quitar la cruz de la imagen, otro comenzó a desatornillar las tuercas que sujetaban la imagen. Ocurrió entonces que sin querer uno de los que estaban abajo accionó el mecanismo por el cual el Nazareno daba las bendiciones al pueblo propinándole así una solemne bofetada en la cara al individuo que estaba encima.

   Aquello supuso un gran susto para todos ellos y pensaron que lo sucedido era un milagro. A partir de ese instante se convirtieron en costaleros del Nazareno.
 

   La confusión del nombre de Arcos de la Frontera

   Para terminar la entrada me gustaría contarles por qué Arcos de la Frontera se llama así. Lo de "la Frontera" lo comentaba al principio del post cuando hablaba que esta localidad siempre estuvo a caballo entre los moros y los cristianos y de ahí su apellido al ser frontera entre ambos territorios.

   Pero el nombre de Arcos suele ser engañoso para el visitante ya que cuando uno pasea por este pueblo es normal encontrar muchas calles con pequeños arcos en las alturas que las unen.


   Sin embargo la realidad es que el nombre de Arcos viene del romano "Arx-Arcis" y que significa fortaleza en altura, lo cual demuestra que los romano eran de lo más pragmáticos poniendo nombres.

   En fin, me pregunto cuántos turistas se habrán ido a sus casas convencido de que Arcos se llama así por los arcos de las calles...por lo menos a ustedes no les va a pasar.

  Arcos de la Frontera es uno de los pueblos que conforman la famosa Ruta de los Pueblos Blancos, no sólo es una puerta de entrada para la ruta sino que además es el pueblo más grande y sin duda uno de los más bonitos que la componen. Su visita es imprescindible, aunque eso sí, traigan calzado cómodo y prepárense para subir y bajar cuestas...pero claro, como todo en la vida lo realmente bueno siempre cuesta.

   Hasta la próxima¡¡¡


 



domingo, 22 de octubre de 2017

Magacela (Badajoz): 5 razones para venir a conocerla.

   Uno de mis lugares favoritos de la comarca de La Serena es el pequeño pero agradable pueblo de Magacela. A lo largo de mi vida he visitado esta población en numerosas ocasiones pero siempre que voy a Magacela vuelvo un poco más enamorado de sus encantos.


   En este artículo les invito a descubrir 5 razones por las que merece la pena venir a conocer este pueblo, ¿os apetece? ¡pues empecemos!

 1. Por sus fantásticas vistas.

   La primera razón "salta a la vista", imaginaos una gran planicie, y en mitad de la misma un pequeño cerro que lo domina todo en muchos kilómetros a la redonda, pues esa es la situación donde se enclava Magacela.

   Gracia a su privilegiada posición, existen muchos lugares donde obtener fotos maravillosas tanto desde fuera del pueblo como desde dentro. De hecho, podríamos decir que toda Magacela es un fantástico mirador de La Serena, aunque claro, las mejores vistas se obtienen desde lo más alto, es decir desde el castillo...
Vista hacía el oeste...

  Vista oriental...

    Por otro lado, si viajan con personas con movilidad reducida o simplemente no les apetece subir al castillo, deciros que no hace falta hacerlo para obtener una gran vista, puesto que ya desde la misma entrada del pueblo podrán aparcar su coche directamente al lado de un paseo-mirador desde donde se puede apreciar un paisaje que se pierde en la lejanía como este...

    Precisamente ahí abajo se puede ver otro de los motivos por el que merece la pena acercarse a Magacela....¿lo ven?....esperen que hago zoom.

2. El Dolmen de Magacela

   Se trata de un monumento megalítico calificado como de corredor o galería ya que en sus inicios tuvo un pasillo que permitía el acceso a la cámara circular, que es lo único que se conserva actualmente. A pesar de no haberse encontrado restos en su interior ya que probablemente fue expoliado, por semejanza a otros dólmenes se cree que tienen una antigüedad de unos 5.000-6.000 años situándose en el período Neolítico Medio Final - Calcolítico.

   Resulta curioso saber que todo el dolmen estaba cubierto por tierra y piedras formando un túmulo inexistente hoy en días. Esto se sabe por la inclinación de paredes de la cámara que debieron soportar un enorme peso y porque la cara interna de los ortostatos mucho más trabajado, liso y uniforme que la externa.

   Dentro de la cámara existen en algunas losas unos grabados esquemáticos más o menos difíciles de ver, pero aun más difíciles de interpretar, como esta figura ramiforme...

  Se cree que estas figuras semihumanas, serpientes, soles, cazoletas y resto de grabados tienen un significado ritual y religioso de conexión con el mundo de ultratumba.

  Desde luego algo tuvieron que ver nuestros antepasados en este lugar para elevar este monumento justo aquí, y lo más extraño es que puede que ese "algo" este todavía haciendo de las suyas....

3. Las Leyendas de Magacela

   Las leyendas, esa mezcla de hechos naturales y sobrenaturales transmitida de generación en generación y que, cual "teléfono escacharrado" termina difuminando esa fina línea entre lo que es realidad y lo que es fantasía, me encantan la verdad, y Magacela cuenta con algunas leyendas de lo más curiosas.

   Una de sus leyendas tiene que ver con unas extrañas luces, el Dolmen del que os acabo de hablar y dos santos romanos llamados San Aquila y su esposa Santa Priscila.

   Veréis, corría el año 1.684, cuando el Prior de Magacela Fray Diego Becerra decidió publicar un libro en el que hablaba de una extraña luz que salía de la laguna vecina al anochecer y que, tras sobrevolar la zona de forma lenta pero firme, terminaba por desaparecer debajo de una roca con grabados antiguos. Este hecho según los testigos se venía produciendo de forma más o menos frecuentemente a lo largo de los siglos desde la antigüedad y por eso el Prior no dudó en atribuir tal misterio a los restos de San Aquila y su esposa Santa Priscila, quienes, aseguraba el religioso, fueron martirizados allá por el año 95 d.c. en este lugar y que descansan bajo la roca.

   Por supuesto este supuesto martirio y enterramiento nunca se ha podido comprobar, pero lo cierto es que esta leyenda es muy importante para el pueblo ya que hoy en día los patrones del pueblo son San Aquila y Santa Priscila, la laguna al que se refiere la historia tiene el nombre de la "laguna de los Santos" y la festividad más importante de Magacela es la llamada "fiesta de los santitos" que se celebra el 8 de julio todos los años.

   Respecto a las extrañas luces, todavía hoy en día existen testigos que afirman que las han visto...

   Otra de las leyendas de Magacela, sin duda la más conocida, tiene que ver con el mismo nombre del pueblo.

   Históricamente Magacela recibe su nombre del árabe Umm Gazala (Gran Madre o Casa Segura), con el tiempo evolucionó a Ummagazala, Magazala, Magazela y finalmente Magacela, sin embargo hay otra versión más fantástica que explica su nombre.

   Cuenta que estando en el castillo en poder de los moros en el año 1.233, los cristianos, capitaneado por el maestre de Alcántara Arias Pérez intentaron conquistarlo en numerosas ocasiones. Sin embargo el castillo estaba muy bien protegido y la reina mora se encargaba personalmente de la supervisar todos lo días las defensas por lo que siempre frustraban los planes cristianos.

   Cierta noche se le ocurrió una estratagema al maestre, ordenó juntar todas las ovejas y cabra de la zona y poner en sus cuernos haces de paja con brea. Luego, al amparo de la noche las prendieron fuego y las situaron en un lateral de la ladera guiadas por pastores, mientras que el grueso de los soldados estaban ocultos en el otro lado para entrar en el momento oportuno.

   Cuando los moros vieron semejante "ejercito" pensaron que la derrota estaba segura, la reina mora, que en ese momento estaba cenando fue informada que un gran ejercito de soldados se dirigían a asaltar el castillo por la ladera. En ese momento ordenó proteger la plaza.

  Cuando los soldados que acechaban oculto en el otro lado vieron que desprotegían esa parte del castillo, aprovecharon para escalar y abrir las puertas lo que supuso  que se apoderaran rápidamente del mismo. Cuenta que cuando entraron en los aposento de la reina mora, llamada Leila, exclamó ¡Amarga cena para mí! ¡Amarga cena para mí! y entonces se arrojó por la ventana.


   Con el tiempo, las palabras de la reina mora evolucionaron a Amarga cena a Margacena y finalmente Magacela...curioso ¿no?

4. El Castillo de Magacela

   Antes de nada deciros que este castillo no destaca precisamente por su estado de conservación, es lógico si tenemos en cuenta las gran cantidad de batallas que ha soportado desde tiempos remotos. Sin embargo, aunque sea sólo por sus vistas y por poder pasear por sus cicatrices llenas de historias lo convierte en un paseo recomendable. Además existen numerosos carteles en el recinto que te explican qué es lo que estamos viendo.

   El castillo esta divido en tres secciones, el recinto Oriental, el más grande en cuyo interior exite un antiguo cementerio y la iglesia de Santa Ana, el recinto Occidental mucho más pequeño y finalmente el recinto interior donde se encontraba el Alcázar y las partes más seguras del castillo.

   Aunque el castillo es de origen árabe, lo cierto es que el cerro ha estado ocupado desde la prehistoria, incluso podemos ver algún resto de origen prerromano en el Alcazar como restos de muralla.

   Ya dentro del Alcázar también podemos ver retos Almohade del siglo XII como la Torre del Homenaje que tiene planta octogonal...
 
...o este aljibe también almohade...

   ...pero también podemos encontrar estructuras del siglo XIV y XV como el almacén, las caballerizas, el gallinero y la bodega...

...eso sí, tendrán que usar un podo de imaginación y dejarse guiar por el cartel que hay en la entrada.

   En el resto del castillo destaca sobre todo un antiguo cementerio de origen medieval en total decadencia de esos que no quieres que pille de noche y finalmente la Iglesia de Santa Ana del siglo XV

   Se cree que la iglesia está situada en el lugar sagrado donde tuvo que estar la mezquita del castillo. Normalmente siempre que la he visitado tenía la puerta cerrada con candado, pero en mi última visita tuve suerte y pude tomar algunas fotos de las cicatrices de esta anciana de 600 años...



 Si quieren ver la pila bautismal del siglo XV está ahora en la nueva parroquia de Santa Ana que está abajo en el pueblo.

5. Las Pinturas Rupestres

   Otro de los motivos para darse un paseo por Magacela lo encontramos en las pinturas rupestres esquemáticas que podemos encontrar en varios abrigos de la zona como las que nos encontramos en la Peña del Águila
   



 Se trata de figuras esquemáticas y muchas veces abstractas con formas humanas, de animales e ideológicas que no llegamos a entender del todo qué representan pero se piensa que en muchos caso pueden ser símbolos estratégicos para indicar algo así como "propiedad privada, ni se te ocurra pasar, esto pertenece al clan de los magacelatus"

  

   No me digan que esta última no podría significar "abrigo protegido por el Ojo de Sauron, no pasar que lo vemos todo...salvo si eres un hobbit claro"

   Y es que realmente desconocemos mucho de las personas que dejaron esos dibujos, del por qué lo hicieron y del qué significaban. De hecho, estas pinturas están fechadas según los expertos en un período situado entre el 3.000 y el 600 antes de Cristo, que es como si dijeran que Cristobal Colón fue un tipo que nació en algún momento desde la época de Cristo hasta la llegada de Trump a la Casa Blanca....dejan un buen margen de error jeje.En fin, hay unas 200 figuras en Magacela esperando que alguien como usted descubra sus misterios.

   Con esto termino mis 5 motivos para visitar Magacela, pero sin duda hay muchos motivos más como los leones del ayuntamiento, la misteriosa estela del guerrero o su jardín botánico...eso sí, si quieren descubrirlo tendrán que venir.

   Un saludo.