domingo, 25 de octubre de 2015

Pamukkale: El Castillo de Algodón en Turquía

   Existen lugares que son únicos en el Mundo, todos ellos son sitios especiales y curiosos ya que sólo en ese punto concreto de nuestro planeta se puede disfrutar de ese paisaje particular.....y eso es precisamente lo que ocurre con el protagonista de esta entrada que no es otro que Pamukkale o, traducido, la impresionante fortaleza de algodón turca...

   A ver, si yo les muestro esta foto ¿ ustedes cómo la describirían?...

   Probablemente dirían que lo que están viendo es un precioso paisaje nevado y que la foto se tomó en un soleado día de invierno seguramente con bastante frío ambiental...pues bien, curiosamente la foto la tomé en pleno verano y con más de 30 grados centígrados y es que como ya habrán adivinado lo que están viendo aunque lo parezca no es nieve, tampoco es algodón, sino que se trata de una capa blanca de piedra caliza y travertino que genera un paisaje espectacular muy diferente del entorno que lo rodea......

   Digamos que es un "blanco fácil" para los turistas je,je,....

   Fuera de bromas, la siguiente cuestión que se nos plantea es ¿qué narices hace esto aquí?...y la respuesta está en una de las mayores fuerzas de la naturaleza.....los terremotos, esos temblores de tierra capaces de destruir todo en pocos segundos cuando se producen (han visto San Andrés??) pero que curiosamente también pueden crear un paisaje de belleza sin igual....

   Y es que los temblores hicieron brotar de la tierra numerosas fuentes termales ya que estamos en una zona de actividad volcánica. Estas aguas están cargadas de minerales y bicarbonato cálcico en tal cantidad que cuando se depositan en el suelo se crea muy poco a poco el travertino de color blanco que podemos ver por toda la colina formándose así las famosas piscinas naturales de Pamukkale.

   Hay que decir que no es posible ni bañarse ni siguiera acceder a la mayoría de piscinas naturales ya que son sumamente delicadas, pero hay algunas zonas donde si que es posible bañarse y pisar el travertino, eso sí, siempre hay que ir descalzo..

   Cuando digo bañarse me refiero más bien a remojarse un poco ya que el agua llega como mucho a las rodillas, no piensen que son piscinas olímpicas jajaja. Pero no se preocupen si quieren bañarse  en la cima existe una sorprendente piscina artificial conocida como la "Piscina Sagrada" o de Cleopatra...

   Lo curioso de esta piscina es que, aparte de que ser una piscina termal con aguas de 36º, te puedes bañar rodeado de auténticas ruinas arqueológicas sumergidas ya que Pamukkale no sólo es mundialmente conocido por sus fuentes termales, sino también porque en su cima se ubica las ruinas de la antigua ciudad helenística de Hireápolis (de la que os hablaré en una futura entrada).

   Se cuenta que la piscina que vemos en la actualidad esta en el mismo lugar en la que solía bañarse Cleopatra en sus viajes a estas tierra, y es que desde muy antiguo se le ha atribuido propiedades curativas a estas aguas.

   Lo malo de la piscina de Cleopatra es que para entrar hay que pagar una entrada aparte de la que permite el acceso a Pamukkale y no precisamente barata. Además es más que probable que os bañéis en estas circunstancias...

   ...rodeado de gente en una sopa caliente....no sé yo si merece la pena la experiencia la verdad.

   La piscina de Cleopatra era parte de un complejo hotelero y es que, aunque ahora nos parezca increíble, a finales del siglo pasado Pamukkale estaba muy descuidada, había hoteles turísticos que en la cima de la colina que secaban las fuentes, los turistas podían andar con zapatos a placer por toda la colina o bañarse con jabón en las piscinas naturales, los locales subía incluso en moto....conclusión, el castillo de algodón empezó a ponerse amarillento y seco. Por suerte, fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1988 y se tomaron medidas para su protección. 

   Entre estas medidas se construyeron piscinas artificiales donde los turistas pueden bañarse y canales para impedir que el agua se derramara....

   ...también se derrumbaron todos los hoteles de la cima, se habilitaron senderos para los turistas o se limitó el acceso a determinadas zonas siguiendo un programa que ha ido permitiendo recuperar poco a poco esta belleza natural.

   Hablando de bellezas naturales, hay una vieja leyenda local, bastante superficial por cierto, que cuenta como una chica del pueblo eran tan sumamente fea que nadie quería casarse con ella. La pobrecilla subió a la colina e intentó suicidarse tirándose al vacío, pero como además de fea debía de ser algo miope, cayo de bruces en una de las piscinas naturales y se obró el milagro, ya que la chica salió convertida en una mujer de tal belleza que el señor de Denizli cayó rendido a sus pies, se casaron y fueron felices bla, bla, bla....yo por mi parte me dije: " bueno, de perdío...al río" y lo intenté...sin embargo que se le va a hacer...

...se nota que sólo funciona con las chicas je,je,je.

   En fin, hay otra leyenda que dicen que fueron los mismos Titanes quienes se fijaron en este lugar y arrojaron aquí su cosecha de algondón. Yo no sé los Titanes, pero la industria de Bollywood sí que tiene verdadera fijación en Pamukkale...


...y la verdad no es para menos, como se dice sin duda Pamukkale es uno de los lugares que hay que visitar al menos una vez en la vida.

   Os dejo con la localización del lugar, donde pueden apreciar cómo se ve este curioso lugar desde las alturas..

   Un saludo

Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario