domingo, 14 de febrero de 2016

Curiosidades y secretos del Salón más bello de Europa: La Plaza de San Marcos (Venecia) Parte I


   Que Venecia es una ciudad increíble es algo que no es un secreto para nadie, es una ciudad especial, diferente a todo lo que estamos acostumbrado y un imán para los viajeros de todo el mundo que vienen a este lugar atraídos por...bueno atraídos entre otras cosas por esto..


   Si tienen tiempo lo mejor sin duda es perderse y descubrir con calma los rincones ocultos (y no tan masificados) que alberga la ciudad de los canales. Sin embargo tanto si tienen tiempo como sino, hay un lugar de Venecia donde acaba tarde o temprano todo aquel que la visita...el auténtico corazón de la ciudad...La Plaza de San Marcos.
  
   Como pueden ver es un lugar tranquilo sin apenas gente .... qué se le va a hacer, Venecia recibe más de 20 millones de turistas al año, tanto es así que se calcula que solamente en cruceristas se supera en 30 veces los habitantes de la ciudad. Hay incluso un estudio que indica que para el 2030 no quedará ni un solo veneciano en el centro histórico....sin duda es un claro ejemplo de "morir de éxito" contra el que se están manifestando, y con razón, los habitantes de la ciudad.

   Dejando de lado el problema del turismo os contaré que la Plaza de San Marco es la única plaza reconocida como tal en Venecia y también es el punto más bajo de la ciudad, lo cual provoca cuando hay tormentas en el Adriático o bien fuertes lluvia, que sea el primer lugar en inundarse dando lugar a escenas de lo más curiosas, como estas..

  Este fenómeno es conocido como "Acqua Alta"  y suele producirse sobre todo en los meses de noviembre y diciembre. Cuando esto ocurre, las sirenas avisan a la población y se colocan unas pasarelas para poder caminar sin mojarse...si te dejan los turistas claro.

   Al menos no se puede culpar a los visitantes del "Acqua Alta" ya que hay registros de estas inundaciones desde el siglo VI, aunque es cierto que en los últimos años debido a varios factores como el hundimiento de la ciudad y el calentamiento global, se está incrementando tanto la frecuencia como la altura del nivel del agua (en diciembre del 2008 alcanzó 1,56 metros lo que supuso que casi el 70% de la ciudad estuviera inundada).

   Actualmente existe un proyecto llamado Sistema Mose (Moises) que consiste en una compuertas basculantes instalada en el mar para evitar estas inundaciones, que llegan suponen unas pérdidas a la ciudad estimada en 5,5 millones de euros al año. Por desgracia resulta que el proyecto se vio envuelto en casos de corrupción en el 2014 y hay científicos que aseguran que no servirá para frenar las inundaciones graves, sólo frenará las más leves...en fin como diría Matías..."estos si que están con el agua al cuello".

   Lo que está claro es que la Plaza de San Marco, con o sin agua, es espectacular, de hecho se la conoce como "el Salón más Bello de Europa" y no lo digo yo, lo dijo un tal Napoleón Bonaparte..


   ..pero claro, una cosa es la belleza y otra muy muy muy diferente es la política (¿habrá dos palabras más opuesta que belleza y política?)....y Napoleón, el primer invasor de la Serenissima después de 1.000 años, sabía muy bien como torear en la mejores plazas. Debía dejar bien clarito quién mandaba allí, así que ordenó prohibir entre otros el símbolo de la ciudad, que no es otro que su famoso  León alado..

  Hoy en día hay más de trece leones alados tan sólo en la Plaza de San Marcos pero la mayoría de ellos no son los originales ya que como les he dicho fueron destruidos o modificados por orden de Bonaparte en 1797. 

   Los Leones representan a San Marcos y la mayoría están sujetando un libro que muchos creen que es el evangelio de San Marcos, pero en realidad pone "Que la paz sea contigo, Marcos mi evangelista" en referencia a las palabras que un ángel le dedicó a San Marco la primera vez que visitó Venecia y ademas le predijo que en esta ciudad descansaría.
   
   Actualmente podríamos decir que el León más famoso de Venecia no sería ninguno de los que pueden verse por la ciudad, sino su prestigioso  León de Oro, ya saben el importante premio cinematográfico de La Mostra al que acuden todos los años famosos de la industria a pasárselo bien...


    Pero si nos fijamos en los leones que podemos encontrar en la ciudad el más famoso es el que está situado en lo alto de la columna de San Marcos

   Este León de bronce está envuelto en un misterio ya que no se sabe si es de origen persa, etrusco, asirio, chino....lo que sí se sabe es que es realmente muy antiguo probablemente del sigo IVac y de hecho fue el elegido por Napoleón para llevárselo a París...aunque como vemos por suerte regresó y no se volvió a bajar de su pedestal hasta finales de los años 80 donde fue sometido a una restauración de más de 5 años para volverlo a subir en 1991.

   Por cierto, otra curiosidad de este lugar es que el único sitio donde se podía jugar a los dados en Venecia era precisamente entre esas dos columnas que veis en la foto. El caso es que estas columnas las trajeron desde Constantinopla como un verdadero tesoro para que fueran la puerta de entrada de la ciudad, el problema es que debido a su enorme peso nadie sabía como ponerlas en pie y por lo tanto se quedaron durante mucho tiempo tumbadas en la plaza de San Marcos. Finalmente, el mismo arquitecto que diseñó el primer puente de Rialto, Nicoló Barattieri, consiguió en 1172 ponerlas en pie con un curiosos sistema que usaba cuerdas mojadas y cuñas. Como premio a su ingenio le dejaron jugar a los dados entre ambas columnas.

  Siglos mas tarde las dos columnas se convirtieron en el lugar elegido para realizar las ejecuciones publicas...Hoy en día a los Venecianos no les gusta pasar entre ellas alegando que trae mala suerte ....y desde luego para muchos a lo largo de la historia sí que fue así.

  Sabed que en realidad deberían de haber tres columnas, sin embargo durante las operaciones de desembarco una cayó a la laguna y ahí se quedo. Hay otra versión que dice que dicha tercera columna sí que se llegó a levantar y en su cima pusieron un terrible cocodrilo de piedra. Una noche de tormenta la columna cayó a la laguna pero cuentan que las noches de tormenta el cocodrilo sale de la laguna y desparece una muchacha de Venecia.....


   Volviendo a la Plaza, ¿ven esas cosas que estropean las fotos?...no, no me refiero ni a las obras ni a los turistas ni a las palomas, sino a esos "palos" puestos en mitad de la plaza. En realidad son tres enormes mástiles que representaban los reinos que la República de Venecia conquistó para su Dogo: Creta, Chipre y Morea.

   Por supuesto como ya saben cuando Napoleón llegó a Venecia había que destruir o modificar los antiguos símbolos de la República. Pero por suerte para los mástiles en vez de quitarlos se cambiaron las banderas por otras que representaban la Igualdad, la Libertad y la Virtud...


   Os contaré otra anécdota sobre la Plaza, imaginaos que tuvieran la suerte de vivir en la ciudad de los canales y una buena mañana deciden dar un paseo hasta San Marcos....hasta aquí todo normal. Ahora bien imaginen que cuando llegan a la Plaza está hasta arriba de hediondos excrementos de caballos...seguramente se os quedaría cara de WTF¡¡¡¡ y con razón ya que en cualquier otra ciudad sería posible pero...¿caballos en Venecia?...como no sean caballitos de mar jejeje....o bueno como mucho excremento de toros ya que en la Plaza se han celebrado corridas de toros.

   Lo más increíble de esta historia es que es cierta, todo ocurrió en el año 1919, año en el que el inglés Horace de Vere Cole estaba de luna de miel por Venecia coincidiendo con el 1 de Abril (Día de los Inocentes para los anglosajones). Este tipo fue un bromista categoría Top...pero top top top...por ejemplo, una vez regaló entradas para el teatro a cuanto señores calvos encontró por la calle ¿por qué dirán ustedes?, pues eso lo descubrieron los actores cuando salieron al escenarios y vieron reflejado una palabra obscena en las brillantes calvas de estos señores que estaban sentados en asientos estratégicamente distribuidos. Otra veces se entretenía dando a un peatón un cordel inventándose una trola para que lo sujetará y luego se iba con el otro extremo de la cuerda detrás de una esquina y se lo daba a otro inocente peatón...luego él se iba y dejaba allí a los dos hasta que descubrían que los habían "liados"...   Y estas bromillas son sólo la punta del iceberg de las que gastaba Cole, de hecho incluso fue capaz de poner en ridículo a la armada británica..quieren saber cómo...pinchen aquí para conocerle un poco mejor....

   Por suerte para todos Venecia atrae también a otra clases de artistas..y es que no lo puedo evitar... San Marcos me va, me va, me va...
 

   En la Plaza, como no, se han rodado también innumerables películas como "the italian job",  "casino royale" o por supuesto "casanova" que narra las aventuras del famoso conquistador veneciano.

  Me imagino al seductor llevando máscara y engatusando a las mozas en la Plaza de San Marcos durante su famoso Carnaval....así cualquiera hombre¡¡¡

   Y es que la Plaza de San Marcos es el corazón de uno de los carnavales más famosos del mundo, el Carnaval de Venecia. Este carnaval nació en la Edad Media y tenía como objetivo eliminar las clases sociales por unos días ya que al llevar máscaras nobleza y clero, ricos y met pobres eran todos iguales
   Desde el siglo XVI el carnaval se inaugura con un vuelo que actualmente se llama "el vuelo del ángel"..Este fue le vuelo del 2016..


 ¿Adivinan cuál es la cualidad necesaria para hacer de Ángel?...efectivamente, no tener vértigo ya que el Campanile de San Marcos es el edificio más alto de Venecia con sus 98 metros.

   Como curiosidad os diré que en un principio se le llamaba "el vuelo del turco" ya que la primera persona que lo hizo fue un acróbata de dicho país en el año 1.500. El acróbata causo sensación pues consiguió subir hasta lo alto del campanario (no el que hay en la actualidad sino otro anterior) con una cuerda tensada desde un barco en la laguna para luego al bajar rendir honores al Dogo en el balcón del Palacio Ducal, más o menos por aquí...

  ¿Ven esas dos columnas de diferente color en la segunda planta?....pues ese era el balcón reservado al Dogo y por ahí se paró nuestro famoso turco a darle presentes.

   El caso es que el espectáculo gustó tanto que se convirtió en tradición y un año lo llevó a cabo un veneciano disfrazado de ángel por lo que el nombre cambió a "el vuelo de ángel". Pero la historia no acaba aquí, ya que en 1759 el acróbata se cayó y se decidió cambiar a los acróbatas por una representación de una paloma de madera, pasándose a llamar desde entonces "el vuelo de la paloma". Finalmente en el 2001 se recuperó de nuevo el vuelo con humanos, pero esta vez con más medidas de seguridad y nada de acróbatas....regresó así "el vuelo del ángel".

  Y resulta que esta costumbre le mola mucho a los venecianos, tanto es así que desde el año 2012 una semana después del vuelo del ángel hacen el "vuelo del águila"...que entre ustedes y yo.... viene a ser más de lo mismo..Este fue el vuelo del 2016...


   Y si piensan que ya está bien de altos vuelos venecianos se equivocan...¿Adivinan como ponen fin al carnaval en Venecia?....mmmm pues sí...como no con otro vuelo, aunque en esta ocasión, en vez de descender desde lo alto del Campanario lo que hacen es que suben la bandera de Venecia a lo alto del Campanario. A esta tradición la llaman "el vuelo del León"...y para no perder la costumbre este fue el vuelo del 2016...

   Bueno yo no sé ustedes pero yo ya estoy algo cansado de tantos vuelos así que cierro esta entrada dedicada a la Plaza de San Marcos (que por cierto por si lo dudaban es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco  desde 1987) donde, como verán no he incluido los edificios que la componen...esto lo dejó para la Parte II

   Ciao
 

Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario