Bornos y Don Fadrique de Ribera: Curiosidades del pueblo.

   Esta entrada la voy a dedicar a Bornos, uno de los pueblos blancos de la provincia de Cádiz que pude visitar gracias al programa "A una hora de" . Un programa del que ya os hablé en este otro post


   Básicamente este fantástico proyecto, desarrollado por los Centros Guadalinfo, persigue la promoción del turismo rural de poblaciones situadas en los alrededores de capitales de provincias andaluza mediante bloggers tanto de viajes como gastronómicos.

   A la llamada suelen acudir entre 40 y 50 bloggers y en esta ocasión me he unido a ellos con la intención de descubrir algunas de las curiosidades y secretos que ocultan algunos de los pueblos situados en la provincia de Cádiz, entre ellos el protagonista de la entrada...

   Bornos

   La verdad es que me da vergüenza no haber conocido este pueblo mucho antes porque realmente merece la pena. Su situación al lado de Embalse de Bornos es ideal para los amante de la pesca o para quienes disfrutan con la observación de aves acuáticas, además su cercanía a la sierra permite practicar senderismo, mountain bike o rutas a caballos entre otras actividades.

  A esto hay que añadirle su gastronomía y sus monumentos relevantes tanto religiosos como civiles

...y por si fuera poco Bornos forma parte de la famosa Ruta de los Pueblos Blancos  junto con otros pueblos como Arcos de la Frontera del que ya os hablé en esta entrada (pinchar aquí), o El Bosque y Ubrique de los que les contaré algunos secretos en futuros post.

   Pero volviendo a Bornos, son tantos sus monumentos históricos que me es imposible hablar de todos ellos en esta entrada, por eso  me voy a centrar sobretodo en el que podríamos considerar la joya de la corona del pueblo, el Castillo Palacio de los Ribera

   Una de las curiosidades de este magnífico Castillo Palacio es que es un reflejo del cambio que sufrió la nobleza en Europa que pasó del noble amante de la guerra y la batalla, al noble culto y refinado. Y es que en este edificio histórico se conserva restos de un antiguo castillo militar de origen árabe conocido como el Castillo de Fontanar y por otro lado podemos apreciar el Palacio de estilo plateresco que construyó la familia Ribera en el siglo XVI.

   Empezando por el Castillo decirles que sólo queda del original la Torre Homenaje en la zona suroeste del recinto y lo primero que os llamará la atención es la sobriedad de sus muros con una anchura superior al metro y medio....

   ...está claro que aquí no se oye al vecino ¿verdad?...Se trata pues de una medida defensiva para garantizar la inexpugnabilidad de la plaza, al igual que también lo eran la ausencia de ventanas a baja altura o los huecos en el techo de las puertas de acceso al Castillo para verter aceite hirviendo y demás mejunjes con el fin de retrasar el avance del enemigo...

   Además, en caso de que finalmente lograsen atravesar las puertas, el enemigo se encontraría ante un patio como este...

   ...un patio pequeño y estrecho sin acceso a ventanales y que sólo permite entrar a la vez a unos pocos soldados enemigos que deberían soportar toda clase de proyectiles desde arriba hasta lograr romper las puertas de acceso al siguiente recinto, tarea nada fácil si tenemos en cuenta el tamaño de los troncos que podían usar para atrancar las puertas....

   Por suerte para nosotros todas las defensas "están desactivadas" (de hecho de poco les sirvieron frente a los cristianos que terminaron tomando la plaza), y hoy en día si suben a la segunda planta del Castillo tendrán unas maravillosas vistas de Bornos y sus alrededores.

   Pero una vez aquí lo suyo es hacer un pequeño esfuerzo más y subir hasta una tercera planta en lo más alto de la Torre del Homenaje por este estrecho acceso..

  ...para disfrutar así del paisaje desde el punto más alto del Castillo Palacio y tener acceso a las mejores vistas que nos ofrece el edificio y en especial unas vistas exclusivas de buena parte del jardín renacentista de la casa del que os hablaré un poco más adelante.

    Con esta preciosa vista es hora de pasar a la parte "culta" del Palacio y es que el Castillo fue comprado y reformado por la familia Ribera en el 1398 y sufrió muchas modificaciones hasta convertirse en Palacio plateresco en el siglo XVI.

   De entre todos los miembros de los Ribera, quizás el más conocido es Fadrique Enríquez de Ribera, un noble caballero que llegó a ser Marqués de Tarifa y Adelantado Mayor de Andalucía y que vivió en la transición entre la Edad Media y el Renacimiento.

   Fadrique Enríquez de Ribera viajó en 1518 desde esta casa de Bornos a Jerusalén y a su regreso decidió iniciar un recorrido por Italia donde visitó las obras de arte más destacada y se codeó con los grandes artistas de su tiempo. Aquel viaje tuvo un enorme impacto en Fadrique pero también en su casa de Bornos y sobre todo en su casa de Sevilla, la célebre Casa Pilatos, transformándolas ambas con formas artísticas propias del Renacimiento e introduciendo entre los nobles de la ciudad el gusto por el nuevo estilo.

   No sólo eso, Don Fadrique también importó de Jerusalén algunas prácticas devotas como el Vía Crucis...ya que contó los paso que había entre el Pretorio y el Monte del Calvario. Por eso podríamos afirmar que el origen de la Semana Santa Sevillana está relacionado con el viaje de este caballero....¿qué os parece?

   Pues si entramos en el patio del Palacio nos encontramos con un hermoso claustro a doble altura con arcos en dos de sus caras y una hermosa fuente de mármol mandada traer desde Italia con el escudo de la familia.

   Una de las curiosidades del patio son las gárgolas que pueden ver en la primera planta encima de algunos arcos. Aunque las gárgolas son más propias del gótico, en normal que Fadrique Enríquez dejara estos seres mágicos en su casa ya que al fin y al cabo su función era proteger el edificio y asustar a los pecadores. Teniendo en cuenta la profunda devoción de este caballero no es de extrañar.

  A mí personalmente me gusta especialmente esta gárgola con cuerpo de perro o léon y cabeza de hombre que parece estar cachondeándose del visitante...

...si se fijan debajo de la gárgola hay un inscripción muy deteriorada. Esta inscripción está por todo el friso de la planta baja y en ella, además verse cruces de Jerusalén, se describe el viaje a Tierra Santa que tanto influyó en el señor de la villa.

   Si suben a la segunda planta podrán encontrar actualmente una zona de exposiciones dedicada a Bornos y su historia, y como curiosidad podéis apreciar restos de la decoración original del Palacio que han querido preservar en las paredes, tanto pinturas como cerámicas que formaron parte de su decoración


   Por cierto, respecto a esta última foto, ¿ven ese señor de aspecto fantasmal que les observa detrás de una cristalera? pues es el mismísmo Don Fadrique Enríquez de Ribera.

   En esta planta también podrán encontrar una curiosa puerta cargada de detalles que es conocida como la Puerta del Bestiario. Esta puerta que es la única original que se conserva y daba acceso a la biblioteca del edificio. Su decoración gótica llena de seres mágicos tenía como misión proteger el contenido de la sala...

  ...supongo que nunca está de más proteger los libros, al fin y al cabo en ellos está el conocimiento, y gracias a ese conocimiento que siempre persiguió Don Fadrique, hoy podemos disfrutar de su legado.

   Y no podemos abandonar la Casa Palacio de los Ribera sin visitar su jardín, sería un grave error ya que se trata de un hermoso jardín renacentista declarado jardín histórico obra del famoso jardinero italiano, Salvador Sepadano.

   Como pueden ver es un jardín donde predominan las rectas y ángulos a las curvas y donde los diferentes espacios están unidos por escalera o suaves pendientes.

   Como curiosidades se pueden observar también dos grutescos obra del arquitecto italiano Benvenuto Tortello (como ven la familia no reparaba en gastos) y que estaban destinado a acoger estatuas de ninfas y a estar bañados por una cascada de agua...

   Precisamente el agua es fundamental en este jardín, incluso se cree que originalmente habían mecanismos ocultos por el mismo que al ser pisados echaban agua al desprevenido visitante. Además el jardín contaba también con una zona secreta con baños donde cuentan que la Duquesa solía limpiar su cuerpo antes de limpiar su alma en la capilla.

   Pero la joya del jardín es la logia de estilo pompeyano que diseñó Berbenuto Tortello y que es única en Andalucía.

...los vecinos la conocen como "las cuevecitas del Castillo" y es que esos huecos estaban adornados por estatuas de motivos mitológicos, algunas originales del siglo I, que en su mayoría se encuentran ahora en la Casa de Pilatos.

   Sin duda fue todo un museo privado al aire libre para los Riberas y amigos, pero hoy en día todo el conjunto pertenece al Ayuntamiento y en el 2016 los borchinos iniciaron una campaña de crowdfundig para recaudar los 34.700€ que necesitaban para su restauración. Gracias a su iniciativa hoy en día pueden seguir disfrutando de esta maravilla arquitectónica....y lo mejor de todo es que gratis ya que aquí esta la Oficina de Turismo del pueblo.

   Pero Bornos no es sólo este magnifico edificio, en Bornos podrán disfrutar de muchos monumentos que le ha valido la consideración de Conjunto Histórico como por ejemplo la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán, el Colegio de la Sangre o el Convento del Corpus Christi todos ellos del siglo XVI.

   Antes de acabar la entrada me gustaría referirme un poco más al Convento del Corpus Chirsti por estar muy relacionado con la familia Ribera.

   Este edificio se levanto por orden en el testamento de Don Per Afán de Ribera ya que quería que sus 12 criados hidalgo tuviesen una casa hospital donde vivir hasta su muerte.

   Resultó que a mitad de la construcción del edificio se dieron cuenta que era demasiado grande para acoger a 12 viejecitos, por lo que se ordenó levantar unas casas mas acogedoras en la misma plaza...

   ...mientras que el edificio principal se destinó a un Convento autorizándolo el Papa Clemente VII en 1593.  Actualmente el edificio alberga un Instituto de Enseñanza Secundaria llamado, como no podría ser de otra forma "El Convento", y por lo que pude ver es un lugar maravilloso para estudiar.

   Además cuenta con algunas curiosidades dignas de mención como estas lápidas en mitad de la pared de un aula...

   ...que es del mismísimo protagonista del post, Don Fadrique Enríquez de Ribera. Al lado de esta lápida está también la de su esposa cuyos restos fueron trasladados junto con los de Don Fadrique a este Convento en 1862.

   Otra curiosidad es este pequeño edificio que puede verse en el jardín y que es de la época de la fundación del Convento...

 ...se trata de una antigua noria de sangre, es decir una noria de tiro de tracción animal que se usaba para sacar agua del pozo para regar el jardín y beber. Por suerte hoy en día se usan medios mas modernos para esta función.

  Sin duda Bornos tiene mucho que ofrecer así que si planean una visita a la provincia de Cádiz, no se olviden de este precioso pueblo blanco, no se arrepentirán.

   Nos leemos.

Comentarios